De los apliques a los puntos de luz

La iluminación es una de las cosas más importantes de una vivienda, si queremos conseguir una casa acogedora y tener siempre una sensación de bienestar en cualquier estancia, tenemos que iluminar cada zona de nuestra vivienda con el sistema más adecuado y con la luz apropiada.

De los apliques a los puntos de luz

La iluminación es una de las cosas más importantes de una vivienda, si queremos conseguir una casa acogedora y tener siempre una sensación de bienestar en cualquier estancia, tenemos que iluminar cada zona de nuestra vivienda con el sistema más adecuado y con la luz apropiada.

Desde WeRelocateBCN te explicamos cómo puedes planificar los puntos de luz en tu vivienda para conseguir una buena atmósfera.

Como decimos, lo más fundamental es iluminar cada estancia en función de las actividades que se desarrollan en ese lugar.

En el baño: además de la luz general, uno de los puntos de luz tiene que ser sobre el espejo, tiene que ser potente para evitar sombras en el rostro.

En el dormitorio: se pueden colocar apliques a la altura del cabecero pero siempre que sea una iluminación suave y relajante.

Por otro lado, y tanto si tienes vestidor como armarios en el dormitorio, lo mejor es que tengan iluminación vertical con focos halógenos que se empotran en el techo.

En la cocina: al igual que las campanas extractoras ya incorporan su luz en forma de focos halógenos y permiten que se ilumine correctamente la zona de cocción, hay que colocar luces puntuales para las zonas de trabajo, una buena opción es colocar focos bajo los armarios. Lo mejor es que tengan interruptores independientes para poder encenderlas solamente cuando se necesiten. Para iluminar la cocina en general, puedes usar lámparas de bajo consumo, como plafones o fluorescentes.

En el salón: si tienes espejos o cuadros especiales puedes resaltarlos con luces puntuales, hay que procurar que la luz no caiga directamente sobre la pieza. Para las estanterías, los sistemas versátiles y regulables como los rieles de focos que permiten orientar la luz hacia el sitio que queramos, es una de las mejores opciones. También es fundamental un punto de luz en la mesa donde comemos, para este lugar decántate por lámparas colgantes pero que no deslumbren y que sean regulables en altura.

Para las zonas de paso, como el recibidor y los pasillos, se pueden utilizar apliques que con una luz adecuada permitan no sólo iluminar la zona sino agrandar visualmente el espacio.

Póngase en contacto con nosotros hoy para más información acerca de nuestros servicios y oferta inmobiliaria

Su privacidad es importante para nosotros. Utilizaremos su información para ayudarnos a responder a su consulta, como se explica en nuestra Política de privacidad.