Qué derechos y deberes corresponden al propietario de un inmueble

Una de las mejores formas de realizar un alquiler con todas las garantías, es contar con profesionales inmobiliarios que puedan ayudarte desde el primer momento en la elección del inquilino, así como en la gestión de toda la documentación y posteriormente que se puedan encargar de todos los problemas y cuestiones que surjan durante el periodo que dure el alquiler.

Qué derechos y deberes corresponden al propietario de un inmueble

Una de las mejores formas de realizar un alquiler con todas las garantías, es contar con profesionales inmobiliarios que puedan ayudarte desde el primer momento en la elección del inquilino, así como en la gestión de toda la documentación y posteriormente que se puedan encargar de todos los problemas y cuestiones que surjan durante el periodo que dure el alquiler.

No obstante, para resolver cualquier duda que puedas tener, en WeRelocate BCN te explicamos cuáles son los derechos y deberes principales que corresponden al propietario de un inmueble.

Derechos del propietario

  • El propietario puede, dentro de la legalidad, establecer todas las condiciones que considere en el contrato de alquiler, incluyendo: la fianza, la renta mensual, la actualización de la renta y las posibles indemnizaciones.
  • El propietario puede recuperar la vivienda en caso de necesidad para utilizarlo como vivienda habitual, tanto para sí mismo como para familiares de primer grado o cónyuge, en caso de separación, divorcio o nulidad, aunque tendrá que ocuparlo durante los tres meses posteriores.
  • Proceder al desahucio del inquilino en caso de impago del alquiler.
  • Recuperar la vivienda en el mismo estado en el que se alquiló. En el caso de que haya habido daños en el inmueble, el propietario también podría quedarse con parte de la fianza.
  • Poder reclamar una compensación si el inquilino abandona el inmueble antes de que finalice la duración del contrato de alquiler.

Obligaciones del propietario

  • Devolver la fianza completa si no ha habido daños en el inmueble.
  • Realizar las reparaciones necesarias para conservar la vivienda en todas sus condiciones de habitabilidad sin subir el precio del alquiler.
  • Mantener el contrato de alquiler aunque se cambie de propietario, por ejemplo en el caso de nulidad, separación o divorcio, el cónyuge podría convertirse en titular del alquiler.
  • Pagar los impuestos (IBI) y las tasas municipales, como la basura.

Póngase en contacto con nosotros hoy para más información acerca de nuestros servicios y oferta inmobiliaria

Su privacidad es importante para nosotros. Utilizaremos su información para ayudarnos a responder a su consulta, como se explica en nuestra Política de privacidad.